El Secretario General de VOX en el Fórum Europa

Ortega Smith aboga por la eliminación de las televisiones autonómicas: “Son un gasto innecesario”

Bajo el mecenazgo de Asisa y Cabify

MADRID, 24 de octubre. El secretario general de Vox y portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, abogó este jueves en el 'Fórum Europa' por acabar con las televisiones autonómicas porque “no tienen ningún sentido, son un gasto innecesario que pagamos todos y provocan un déficit brutal”.

En el encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid Ortega Smith dijo que la existencia de estas cadenas de televisión, “en muchísimos casos, no están justificada ni siquiera por las audiencias”.
 
Por eso, señaló que desde su partido abogan por una televisión pública nacional, con unas demarcaciones territoriales, como ya existen, “que son las que hay que potenciar”. El dirigente de Vox demandó una televisión nacional que se preocupe por los temas municipales y de las comunidades autónomas, ya que “es para lo que están las demarcaciones territoriales”. Esta medida se contempla dentro de un paquete de reformas por las que ha apostado el secretario general de Vox denominado ‘Garantía y reforzamiento de la democracia’.
 
REFORZAMIENTO DE LA DEMOCRACIA
 
Entre esas medidas incluyó también la modificación de la ley electoral porque “es inaceptable que el voto de un español no valga lo mismo que el de otro y haya lugares en los que valga hasta 2,5 veces menos”.
 
Otra de las propuestas que expuso es acabar con la “interminable” cadena de casos de corrupción en los partidos políticos, por lo que abogó por atajarlos mediante un sistema de control “antes, durante y con posterioridad” al ejercicio de su función pública.
 
En este sentido, Ortega Smith comentó que los políticos “deben estar obligados a un criterio de legalidad, servicio y austeridad, porque tenemos que dar ejemplo”. “Debemos ser austeros en retribución y en ejercicio”.
 
Además, demandó una ley orgánica que posibilite que los partidos políticos “no tengan ni un resquicio para poder influir a los jueces y magistrados”. A este respecto, añadió que los jueces, al más alto nivel, deben ser elegidos “por criterios de profesionalidad, nunca por afinidades políticas”.
 
Por último, reivindicó una “profunda y gran reforma fiscal” que conllevaría la supresión de algunos impuestos y además generaría mayor economía y, a la larga, mayor recaudación”, además de la eliminación de algunos impuestos como el de sucesiones, donaciones o patrimonio.

Galería